viernes, 19 de septiembre de 2014

Les Droites ( 4001 ms )

El Club Teleno de nuevo en los Alpes:





Como viene siendo habitual desde hace mas de 12 años en el verano, el Club Teleno lleva a cabo su salida al extranjero en busca de nuevas cimas, este año con un ambicioso proyecto: coronar el Mont Blanc de nuevo, pero en esta ocasión, por la técnica vertiente italiana a través de la mágica Arista Innominata.

Los montañeros bañezanos Juan Carlos , Richard y Raúl volvían de nuevo al Macizo del Mont Blanc confiando en poder hacer cima si la meteorología lo permitía.

Nada más lejos de la realidad, después de la euforia inicial por las buenas previsiones climatológicas llegó el revés: 12 horas de viaje , la mochila a la espalda y en el mismísimo Courmayeur la noticia más inesperada:el único puente que cruza el arroyo glaciar en Val Veny ( punto de partida de la aproximación a la vía) ha sido arrastrado por una riada , no hay más puentes. No hay otros accesos . Imposible vadear un arroyo que se nutre de los principales Glaciares de la cara Sur del Mont Blanc. No hay Innominata posible.

Después de el estupor inicial toca reponerse. Nuevo objetivo: Les Droites ( 4001 ms) por su cresta Sur-este, una subida en mixto de roca y nieve que debería de estar en aceptables condiciones en esta época del año.
Vuelta atrás a Chamonix y al día siguiente la aproximación al refugio de Couvercle (2698 ms), siete horas de aproximación por terrenos variopintos: bosque, glaciar, vía ferrata y por fin el refugio enclavado en una pequeña isla de verde entre glaciares y vertiginosas cimas.

  El día siguiente se presentaba complejo, las reseñas hablan de tres horas de aproximación para bajar al Glaciar de Taléfre ( mediante una maroma por una vertical pared de granito pulido) y encontrar la subida al corredor por el que comenzaba la vía;no sería tarea fácil adivinar el paso entre las múltiples grietas trasversales que marcaban profundamente la superficie glaciar.

A las dos del mañana y con la luna y los frontales como únicos aliados partía la cordada bañezana. Tras cuatro horas zigzagueando y ganando altura entre grietas y seracs llegan a una profunda e insalvable grieta a unos 3400 ms de altura, toca dar vuelta para abajo buscando las huellas por el laberinto de hielo; ya con la claridad del amanecer se orientan y descubren el paso más hacia el Este; son las 8 de la mañana y comienza la ascensión como tal, demasiado tarde pero......

Los primeros cientos de metros discurren por un corredor cómodo con posibilidad de asegurar en la roca adyacente, después la vía gira para ganar el espolón Sur-Este mediante tramos de mixto hasta un punto donde la roca vertical interrumpe la progresión y obliga buscar una travesía que gana la una pala más abierta orientada al Este, son más de las 12 de la mañana y la nieve comienza a ponerse impracticable, unos metros más y hay que tomar una decisión: el altímetro marca 3870 ms a sólo 130 de la cima, de los mágicos 4000 metros, queda poco pero hay que pensar en la bajada.

No hay discusión, no hay dudas: es tarde y con el estado de la nieve destrepar lo escalado no es una opción, habrá que rapelar ( y eso lleva tiempo) y después salir pitando del glaciar. Tras deshacer la travesía de nuevo hacia el espolón empiezan los rapeles a la una de la tarde. Tres horas y pico más para la docena de rapeles que se precisan para pisar de nuevo el glaciar, la ruta más sensata parece ser pegado a la orilla Este del Glaciar para salir a la morrena rápidamente, tras un par de perdidas y vueltas atrás a las seis de la tarde ya están en el conocido como Jardín de Taléfre, una porción de tierra fértil entre lenguas glaciares con una preciosa laguna de un intenso azul al fondo y manadas de rebecos correteando libremente. Ahora toca perder altura hacia el valle, cruzar el glaciar y remontar de nuevo la pared por la maroma( uff). La morrena es un caos de piedras y caminar por ella después de tantas horas se hace lento, los minutos pasan rápidos y las distancias parecen no decrecer nunca, queda menos de media hora para el ocaso y todavía en el valle sobre el glaciar; apurando el paso: es imprescindible encontrar la maroma en la inmensa pared ,una vez localizada no importa que la luz decrezca, de nuevo hay que poner las frontales para subir el último escollo del día esos metros verticales tirando de brazo por la gruesa soga.

Una vez en el sendero, camino del refugio, sin temor a nuevas dificultades , una última mirada atrás hacia el glaciar descubre una estampa única, la luz de la luna arrancando destellos dorados de los pequeños pozos y charcos que cubren la lengua glaciar como si fueran diminutos fuegos vacilantes.
Un magnífico colofón a una larguísima jornada de montaña ( 20 horas !!) , un gran día para recordar a pesar de no haber pisado la cumbre. Cèst la vie.



           CM Teleno

jueves, 4 de septiembre de 2014

En recuerdo a Albertito

A traves de este medio os hacemos llegar                   
la peor de las noticias, nuestro amigo Alberto ("Albertito") ha fallecido tras más de un año de lucha contra un tumor cerebral.

Socio activo del Club durante los años que trabajó en Astorga, gran compañero de montaña y persona inolvidable.

Sólo nos queda trasmitir nuestro pésame a su familia y recordarle en todas esas jornadas compartidas en la montaña, quedarnos con las risas que pasamos juntos, con su humor fino, con su forma pausada de ver la vida.

Vivio momentos claves en la historia del Club como la noche al raso, con evacuación del GREIM, en las faldas del Bodón, formó parte de la expedición al Aconcagua (aunque finalmente no viajara) y dejó su huella indeleble en el Club.

Nuestro más sentido dolor por una perdida cruel e injusta. 

lunes, 25 de agosto de 2014

Malas noticias para el GREIM

Ayer hizo un día estupendo para hacer la actividad que más nos gusta, el deporte de montaña, pero el día se truncó de repente por la noticia que llegaba del GREIM de Sabero.

Algunos socios del Club Teleno disfrutábamos del domingo revisando el recorrido del BTT del Duatlón de Tabuyo del Monte cuando al llegar a casa a la hora de comer nos dimos de bruces con una noticia que nos ha dejado muy mal cuerpo.

Nuestros amigos y fieles guardianes y vigías de los montañaros, el Grupo de rescate de montaña de la Guardia Civil, el GREIM, vivía uno de los peores momentos de los últimos años. Además en este caso se trataba de nuestros amigos más cercanos, el GREIM de Sabero que por una fatalidad del destino, mientras se encontraban en plena maniobra de rescate de un deportista en el Pico La Polinosa, en el entorno del Mampodre, el helicóptero tocaba la pared y se precipataba ladera abajo causando la muerte de sus tres ocupantes. Y pudo haber sido peor, es cierto, porque otro de los rescatadores se libró por los pelos y también evitó que el rescatado sufriera la misma suerte.

Pero la desgracia ya se había cebado con estos valientes y sacrificados profesionales que día tras día arriesgan su vida para ayudar a otras personas. Cosa que en los tiempos que corren tiene un mérito indescriptible.

Desde que nació, el Club de montaña Teleno ha ido fraguando una amistad con este grupo de rescatadores que ha traspasado lo estrictamente profesional y es que cuando la vida y la montaña unen a las personas, lo profesional queda a un lado y gana importancia la humanidad de las personas. Una humanidad que los miembros del GREIM derrochan por todos lados.

Siempre hemos contando con su apoyo en nuestras actividades. Siempre dispuestos a estar ahí donde se les necesitaba. Siempre recordándonos las medidas de seguridad que debemos tomar para que evitar su intervención. En fin, siempre dispuestos a cuidarnos en la montaña.

La montaña está de luto y los montañeros lo sentimos muy dentro. Ahora sólo nos queda acompañar a nuestros amigos en estos momentos tan difíciles y animarles para que puedan sentirse orgullosos del trabajo que hacen. 

Sois especiales y os queremos mucho. Un fuerte abrazo y que vuestros compañeros y amigos descansen en paz.